Desde que comencé la universidad, una de las chicas que estudiaba con nosotros era increíblemente llamativa, de hecho, todos en la universidad disfrutaban de su maravillosa figura y de lo bella que era, yo al igual que cualquier otro fracaso jamás considere tener alguna oportunidad con ella, pero el destino, en su caprichoso modo de presentar las cosas, me hizo conocer el lado oscuro de esa hermosa señorita.

Me encontraba en los exámenes finales, por lo que tuve que sentarme un domingo en la biblioteca a investigar acerca de mi próximo proyecto, ese día pase toda la tarde investigando y empecé a imaginar que podría estar haciendo esta bella chica en su tiempo libre, entre tanto divagar me quede dormido.

Me levante de golpe por unos extraños sonidos y note que casi no había nadie en la biblioteca, me apresure a tomar mis libros para regresar a casa, cuando me topé con una imagen que incluso hoy no he podido olvidar, esta increíble chica se estaba masturbando hasta excitarse y correrse, sin embargo mi presencia no le molesto en lo absoluto, pareció disfrutarla, llegando incluso a correrse.

 

Mi pacto con la chica que adoraba el sexo

Luego de aquella maravillosa escena que disfrute completamente, esta deliciosa nena con deseos de fornicar, me contó su secreto, resulto ser una ninfómana con deseos incontrolables de sexo, me dijo que su mayor sueños era ser actriz porno.

Entusiasmado le conté que tenía una cámara de grabar, y no perdimos el tiempo para producir nuestra primera película porno, unos días después, vistiendo una deliciosa falda, buscamos una serie de jóvenes dispuesto a disfrutar del cuerpo de mi amiga mientras era grabada, no tardamos mucho en encontrar a algunos dispuestos, disfrutando del delicioso cuerpo de esta bella chica, haciéndola disfrutar hasta el final y sacando unas fotos de su coño impresionantes.