Uno de mis mayores hobbies desde pequeño ha sido espiar debajo de las faldas de las mujeres, es para mí una sensación intrigante ver hasta dónde puedo llegar sin ser descubierto, las escaleras o los lugares con mucho viento son espacios en los que es muy sencillo apreciar de vez en cuando un despiste de las féminas del que suelo aprovecharme.

Sin embargo con el paso del tiempo, solo espiarlas no me bastaba, por lo que comencé a investigar maneras de cómo hacer que esas imágenes perduraran en el tiempo, la mejor manera de hacer que una imagen se mantenga es ciertamente una fotografía, por lo que decidí comenzar a tomar fotos de coños cada vez que tenía la oportunidad.

Mis inicios como fotógrafo de vaginas fue algo difícil, en muchas ocasiones incluso tuve que salir corriendo para evitar ser atrapado pues se daban cuenta, comencé a ser mucho más cauteloso con respecto a fotografiar debajo de las faldas, pero me molestaba la calidad, así que cada vez mejoraba mi técnica para las fotos de coños.

Luego de haber mejorado de gran forma mi técnica para fotografiar debajo de las faldas femeninas, comencé a preguntarme como podría tomar fotos de mejor interés para mi colección, así que me propuse evaluar todos los lugares en los que la intimidad podría ser vulnerable para unas buenas fotos de coños.

Los baños públicos, los vestidores, duchas de gimnasios y lugares como esos se volvían indispensables en mi casa de los mejores coños para fotografiar, empecé a invertir en mi deseo de obtener la mayor cantidad de fotografías posibles, así que compre un sistema de cámaras sigilosas que instalaba en los sitios mencionados anteriormente, luego, los programaba para mantener una sensibilidad para el momento en que se encontrara movimiento en el sitio, así obtuve diversas fotos de coños que pasaron a formar parte de mi colección, sin embargo, muchas de estas cámaras fueron descubiertas y destruidas.

fotos de coños

De pequeños álbumes a una enorme sociedad

Comencé a preguntarme posibles maneras de generar mejores ingresos y reinvertir para vigilar otros puntos específicos, pero difícilmente alguien querría pagarme por tomar fotos de coños, un día por internet conseguí un foro de fotos de vaginas y cosas por el estilo en el que se podía colaborar con imágenes, viendo la poca calidad de las mismas decidí crear una cuenta y subir uno de mis increíbles álbumes en donde se reflejaba el talento que tenia para captar las vaginas en su mejor momento.

Habían pasado algunos días y seguía pensando en cómo poder generar mayores ingresos mientras consultaba los precios de cámaras de espionaje y micro grabadoras, en ese momento me llego un mensaje al correo y note que poseía la dirección de la página de los coños y las vaginas, me asombro leer el mensaje pues era del mismísimo creador del foro, me decía que le encantaba mi trabajo y que me pagaría por cada álbum que tuviera igual a ese.

Enseguida hicimos negocios y pude reinvertir para poder obtener mejores fotografías aun, al parecer sí que tenía un gran talento para capturar vaginas, con el tiempo fui generando más ingresos, incluso monte mi propia página, en la que me ganaba grandes cantidades de dinero por álbumes de las mejores vaginas en xfotosporno.net/, en poco tiempo, comenzó a vivir de ello, siendo uno de los mejores que he tenido en la vida, ya que puedo masturbarme , ganar dinero y hacer lo que hago al mismo tiempo, en definitiva, el internet adora las fotos de coños y todo lo referente a la porno.