Beneficios potenciales del polen de abeja

El polen de abeja es un producto natural formado por polen recolectado por abejas de diferentes flores, mezclado con el néctar y la saliva de las abejas. Las propiedades beneficiosas del polen de abeja se conocen desde hace cientos de años y se ha usado de forma tradicional como reconstituyente. Para obtener este producto, los apicultores utilizan un dispositivo que recoge el polen de las patas traseras de las abejas a medida que entran en la colmena. En la naturaleza, las abejas utilizan el polen como alimento.

Sin embargo, el polen recogido directamente de las flores posee las mismas propiedades beneficiosas que el polen recogido de las abejas. El polen de abeja es rico en vitaminas, proteínas y minerales, por lo que es un suplemento natural muy saludable para nuestra dieta. Combate el estrés, refuerza el sistema inmunológico y mejora el rendimiento físico y mental. Algunos estudios realizados sugieren que el polen de abeja es capaz de retardar el envejecimiento celular de nuestro organismo, actuando como una verdadera fuente de la juventud. Propiedades medicinales del polen de abeja

El polen de abeja es un aporte de minerales, como calcio, magnesio, potasio, manganeso, zinc; vitaminas como la tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), vitamina C, A, B6, D y K. Contiene biotina, una vitamina importante polen de abejapara la salud de la piel, el cabello y las uñas. También aporta proteínas, aminoácidos, diversos aceites esenciales, carotenoides que tienen un papel importante en la síntesis de vitamina A en el organismo y flavonoides que poseen propiedades como antimicrobianos, anticarcinógenos y previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Los efectos terapéuticos del polen de abeja se deben a todas las sustancias beneficiosas que contiene, que proporcionan un efecto revitalizante en el organismo, mejorando la salud en general. Muchas de estas sustancias son biocatalíticas, compuestos que deben estar presentes para que se produzcan las reacciones bioquímicas naturales de nuestro organismo.

Estimula el metabolismo y promueve la renovación de las células viejas por nuevas células sanas. Los aceites esenciales del polen de abeja estimulan el apetito. Se utiliza para tratar la anemia y la debilidad en general. Mejora la circulación sanguínea y evita la aparición de enfermedades cardiovasculares como la arterosclerosis. El polen de abeja también alivia el estreñimiento.

Queda demostrado que el polen de abeja es capaz de devolver a nuestro organismo la energía y la vitalidad. Podemos elaborar un tónico revitalizante con las propiedades beneficiosas del polen de abeja, para recuperarnos tras una enfermedad, para personas mayores o para recibir un empujón extra en situaciones de estrés, ya que es rico en vitaminas, minerales y nutrientes esenciales. Para preparar este tónico revitalizante se mezcla: 200 gr. de miel líquida, preferiblemente de acacia.50 gr. de polen de abeja50 gr. de levadura de cerveza20 gr. de jalea real. Puedes tomar una cucharada de esta mezcla vigorizante cada día para recibir todas sus propiedades beneficiosas.